OYEKUN KANA




Relacion de historias o patakin de oyekun kana.

La desobediencia.

Patakin:

Un dia el rey vio esta letra y dio la orden de que nadie saliera de noche a la calle, y puso guardias por toda la ciudad, para que todo el que saliera lo mataran. El hijo del rey tenia que salir y su padre le dijo que no saliera. El dijo que todos los guardias lo conocian. Salio a la calle y oggun lo encontro y lo mato. Este signo es hijo de obatala y tiene que recibirlo para su bien.

El camino del majadero.

Patakin:
Era un niño muy travieso, malo y cabeza dura y hacia lo que nadie, deseaba que el hiciera. Al niño lo aconsejaba mucho su mama pero el no le hacia caso un dia el pilluelo se fue al monte, cosa esta que le estaba prohibida por sus padres por el gran peligro que representaba y que alli corria. Alli le llamo la atencion un arbusto que era del mismisimo dios del monte, destrozandolo; y el dios contemplando semejante acto, lo encanto y lo encerro. Elegba al ver lo que sucedia, envio al owunko a proteger al niño y al llegar al arbusto el owunko, con sus astas daño la otra parte del mismo y el dios creyo que era el mismo muchacho y se enfurecio mas aun; pero ayaguna, la representacion de oduduwa hizo su aparicion y le dijo al dios del monte: “no fue el niño sino el owunko” y acusaron al mismo.

El ifa de la reencarnacion.

Patakin:
Leri ofo era una niña que desde que nacio habia que hacerle una gran ceremonia o rogacion, pues su nacimiento fue en calidad de prestada aqui en la tierra. Esa ceremonia habia que hacerla antes que cumpliera los tres años de edad, pero sus padres por una causa o por otra no se la hicieron y la niña crecio con un espiritu ya materializado, que la celaba como si fuera su padre, aunque en realidad, ese espiritu en su ultima etapa de su vida aqui en la tierra, fue mujer. Leri ofo, ya doncella, se caso con un hombre de su agrado, pero como no era del agrado del espiritu materializado, en lo adelante la joven llevo una vida mala, al extremo que ese espiritu la sedujo y ya no sintiendose bien al lado de su marido, comenzo a llamarle la atencion otros hombres, llegando a hacer vida sexual con un amigo de su esposo, del que quedo embarazada. Al espiritu materializado si le gustaba ese hombre, pero lo que deseaba era que leri ofo llevara una vida desenfrenada sexualmente como cuando ella la habia llevado cuando animaba carne, teniendo hoy un marido, mañana otro, etc, como asi sucedio con leri ofo. Ese espiritu le indico en sueños a leri ofo que tomara brebajes para abortar, para que su marido no se enterara de su falta y como el engendro era omo shakuana (hijo de san lazaro) no pudo abortarlo y nacio con manchas y granos en todo el cuerpo, quedando leri ofo muy mal de su interior. Como consecuencia del desenfreno sexual, leri ofo contrajo una enfermedad venerea y de la sangre, la misma que en vida padecio aquel espiritu materializado.

Nota: hay que darle un baño de efun antes de que cumpla los tres años, para quitarle el muerto, sino se materializa y la perturbara siempre, haciendola llevar una vida de inestabilidad matrimonial.

Nacio el espiritu.

Rezo: adifafun okana yekun agria blenire ifa eggun aguani lokun
Leri fifeshu leri eggun okua akuari eggun fifeshu aobani olokun obanire alakuara yale oguani ifa olokun ifa kaferefun olokun y aaye, eya, epo,

Patakin:
Aye tenia varios hijos y tenia preferencia por eggun leri fifesho pero esta no respetaba al padre, que era olokun; este siempre le llamaba la atencion a aye, pero esta tenia un gran gobierno sobre olokun porque ella habia ido donde ozain, quien le entrego un gran secreto, que todos los dias por la madrugada y a las 12 del dia iba donde el, lo llamaba y le decia: “abelekun omi mogualle teni eggun mazaron eggun mazao”. La hija de aye y de olokun se llamaba igual que la madre, olokun tenia su preocupacion y le llamaba la atencion a aye, ya que el notaba algo que no era natural y aye se molesto. Olokun ya cansado, salio a caminar y llego a ile yegua muy preocupado, oddua le pregunto que le pasaba, este se lo conto todo y oddua cogio dos eyele y limpiaba a olokun y decia: “eggun yare iku, eggun leri omo fifesho”. Y delego el poder a oddua y dijo: yo me voy a hacer cargo para que ella lo respete y lo considere, pero tiene que separarte de ella para que viva en el mundo siempre apenada, te voy a dar una cosa para que la eches donde el secreto de aye para que eso muera. Le entrego a olokun una botella con agua, ero, raiz de algarrobo, añil, orine de gato y de perro. Cuando llegues echa eso; a todos los hijos de aye los voy a volver invertidos, porque te estan engañando y no han sido francos conmigo y los voy a castigar, ve y has esto, que te voy a esperar aqui. Eggun fifesho empezaron a comer leri de eya tuto, eyele dun dun y lo echaba en un joro joro y cantaban: “sebele eggun ori aba sebele eggun omo fifesho ori oba”. Cuando olokun hizo la operacion en el secreto de aye y fue a verla se encontro que los hijos de aye se habian vuelto alakuata, olekun se quedo azorado y salio corriendo y con una campana y una ashere y le dijo a oddua y eggun fifesho que pena tan grande, he pensado no volver a casa de aye y oddua dijo: usted volvera para que sepa lo ultimo que va a pasar, yo cumplo contigo, pero sabras que no puedes vivir mas con aye; olokun pidio perdon y dijo: no quisiera nunca abandonar a aye pero si que me respete. Cuando olokun llego, se encontro a la hija de aye que estaba como loca y decia eggun leri fifesho, aye se asusto y se tiro delante de olokun y entro al cuarto y vio a sus demas hijos que eran ayacuata. Olokun le dijo que estaria en la casa, pero que no viviria mas con ella.

La maldicion de aye.

Patakin:

En este camino aye vivia con olokun y este sabia todos sus secretos, pero vivia con cierta desconfianza por un problema que habia tenido aye con orishaoko por su parte aye tambien vivia en ciertos momentos con pena, abochornada y con algun resentimiento. Un dia olokun salio a pasear con aye y se sintio muy contento con el paseo por lo que decidieron ir a la tierra de obaradare donde vivia obarayire donde aye se puso a cantar: “awo berey beyere obini mayare awo bayere obini mo aye obini abonu olokun”. Olokun le contesto: “veras lo que hace y lo que sera, porque yo no quiero que vaya a salir a su madre”. Awo obarayire le pregunto, que es lo que tiene su madre?. Bueno, le contesto olokun, ella ha tenido todos los defectos que puede tener una mujer y por eso la tengo como mi esclava; sin embargo mi omo no saldra con ninguno de sus defectos, y olokun se puso a cantar: “baba omo yeku lorun baba omo eya yekun lorun omo eyayekun eggun lerefun obayebiokun eggun mowa leri lode iku obayanire eggun odara awo obarayire.” Awo obarayire dijo, pero papa olokun por que ud. Hace esto?. Ya te dije, replico olokun cual es la razon ya que aye va a maldecir y se van a fomentar otras cosas peores que van a nacer en el mundo. Olokun le siguio diciendo a awo obarayire, veras el fenomeno con tus propios ojos, vamos a permanecer aqui contigo durante 7 meses. Cuando paso ese tiempo aye dio a luz una niña muy hermosa y esta empezo a crecer y ya grandecita comenzo a dar muestras de un conocimiento prodigioso pues era lerifun olodiko con esto olokun le demostro a awo obarayire lo que el le habia dicho, o sea que su hija no iba a ser igual que su madre. Aye por su parte estaba muy disgustada al ver como habia nacido su hija, esta le habia hecho llorar mucho. Un dia aye se puso a maldecir la tierra obaradare donde vivia awo obarayire; este awo tenia a su mujer que se llamaba loyebeise y con ella 7 hijos menores los cuales en el momento de la maldicion se volvieron ododi unos con otros.
Loyebeise no le decia nada a su marido y este por su parte habia ido a ver a olokun para criticarlo por lo que habia hecho con su hija lerifun; olokun entonces le dijo, ven conmigo para que veas lo que se han vuelto tus omos. Cuando awo obarayire llego a su casa y vio como estaban sus hijos leri opa.

Lerifun, la hija de aye, se separo de esta y de su padre olokun y se fue a vivir a la tierra de ara oñuen awa. Nacio la preparacion religiosa de la pintura.

Rezo: odara bi osha oye awo oshakunoda, omo osha tiro ofin tokun agba eni osha eye ekun shinayakua baba erin, efun kafun tole aye, ekun obani boshe osun kafun tole ileke awo laye ekun, niye baba erin oke enifa osha baba osun ashe ori bewa, baba nilefun osha ori agbaniboshe babanifa olorun efun lowa, orun lowa, osun ayegbe eni osha baba olofin lowa ayegbe eni oboloyo yemaya lanire shango bi osun babani irawo obatala baba iroke bowao omo oni aye osha ifa ni kaferefun obatala, kaferefun shango, yemaya, osun, lodafun orunmila.

Nota: aqui se habian perdido las pinturas para osha y el elefante las encontro dentro de las guiras y con los colmillos la rompio y aparecio de nuevo.
Distribucion: el akuko es para elegba, la eyele es ara darsela a la pintura antes del ebbo.
Nota: aqui nacio la preparacion religiosa de la pintura pues esta se conocio como tal en ogbe tua, pero se consagro en oyekun peleka.

Patakin:
En la tierra odara bi osha, donde vivian los omo osha, habia sucedido una desgracia porque a awo osha ekun oda, le habian robado la pintura que obatala y shango, por mandato de olofin le habian entregado para las consagraciones de esa tierra. Yemaya y oshun, que eran los oshas que mas omo tenian en esa tierra, las habian robado porque no estaban conformes con los colores que se pintaban y ellas las habian metido en un guiro y lo habian ocultado dentro de nigbe. Awo osha ekun oda estaba muy preocupado porque ya no se podia consagrar a ningun omo osha y el estaba cansado de buscar dicha pintura. Un dia en que el estaba llamando a obatala y shango para darle cuenta de lo que pasaba, para que ellos lo ayudaran de nuevo, vio que llego baba erin oke, que era como se llamaba ayanaku, que era omo oddudua. Este se encontro a awo osha ekun oda, que le estaba dando un akuko a elegba, para que este fuera a ver a shango y a obatala mientras le cantaba:

“osha ita laroeye sokuko
Awo elegba akuko masokuko”.

Donde elegba se puso muy contento y le dijo que el le iba a ayudar a encontrar lo que se habia perdido. Cuando ellos vieron a baba erin oke se pusieron muy contentos porque hacia mucho tiempo que este no venia a la tierra de odara bi osha y cuando este se entero lo que pasaba, cogio el ebbo y se puso en camino para llevarlo al pie de igui de awe, y cuando llego se encontro alli con un ave muy rara, mas alta que todas las demas y que se le salian muchos colores y con los colmillos la rompio y salio de alli dentro la pintura de la tierra odara bi osha, que estaba perdida. Baba erin oke se puso muy contento, y elegba que iba con el, salio corriendo para casa de awo osha ekun oda, pero oshun y yemaya le salieron al paso y le dijeron: las que escondimos las pinturas fuimos nosotras porque con esos colores en esta tierra no basta, y hay que poner los de nosotros. Entonces elegba les dijo: “vamos todos a buscar a obatala y shango, para que arreglen esto”. Y se pusieron en camino. Cuando llegaron a casa del awo osha ekun ode, este estaba conversando con obatala y shango, contandoles los problemas que habia en esta tierra con la pintura. En cuanto obatala vio llegar a elegba junto con yemaya y oshun, se dio cuenta de todo y les dijo: esta bien, vamos a poner tambien los colores de ustedes en esta tierra y oddua dara la sentencia, pero hay que consagrar las pinturas. En eso llego baba erin oke, con la awe de la pintura y obatala y shango le dijeron a yemaya y a oshun: “pongan las suyas cada una por separado”. Entonces las pusieron en el piso, todas por separado y obatala y shango le cantaban: “orun bawa agbani boshe orun bawa”. Donde awo osha ekun oda, cogio una eyele y se la dio a las pinturas:

“eye eyele nile agbani bawa
Eye eyele nile eye agbani bofun
Eye eyele nile eye agbani boshe”.

Entonces baba erin oke empezo a revolverlas cada una con sus ini
(colmillos) mientras awo osha ekun oda cantaba:

“orun bawa agbani boshe
Orun onilayeo
Ifa onilayeo
Odara bi osha onilayeo
Odduduwa onilayeo”.

Despues de esto, obatala le dijo a awo osha ekun oda, ya estan listas las pinturas de nuevo para consagrar esta tierra. A continuacion habia que consagrar a el omo del rey de esta tierra y empezaron a preparar el trono y comenzaron a pintar en el piso osun y cantaban:

Blanco: “inle aye inle aye layeo
Inle aye baba osha lofun
Efun lade inle layeo”
Rojo: “inle aye inle aye layeo
Osun laye shango osha pukua
Osha lorun inle layeo”
Azul: “inle aye inle aye layeo
Osha akoko, akoko iyana
Osha lofun inle layeo”
Amarillo: “inle aye inle aye layeo
Osha akueri laye
Iya lade inle layeo”
Cuando terminaron, empezaron a cantar:
“iya okuo ekauro
Osha ekun yoko
Osha ekun kale”.

Entonces cogieron ewe ikoko y taparon el secreto y cantaban:
Presentando el ewe a todos: “ozain orun lolo odara bi osha ewe ikoko orun lolo” cubriendo el secreto: “oddudua ewe osha tete layeo agba eni osha ewe layeo”. Entonces pusieron el odo que trajo shango, y le rezaron: “odo shango agba eni osha buyoko omo osha odo dele baba ni boshe odara bi osha bawao”. Lo sentaron y le pintaron osun leri osha lade mientras awo osha ekun oda le iba cantando: blanco: “omo yoko lodun osun osha efun bawaoo osun awa ori, awa oma epon lasheo efun dewaoo osun naburu”
Rojo: “omo yoko lodun osun osha pukua bawaoo
Osun agba ori, agbaona epon lasheo epun dewaoo osun naburu”
Azul:
“omo toko lodun osun osha akoko bawaoo osun agba ori agba oma epon lasheo efun dewaoo osun naburu”
Amarillo:
“omo yoko lodun osun osha akueri bawaoo osun agba ori agba oma epon lasheo efun dewaoo osun naburu”

Entonces obatala le dijo a awo osha ekun oda; ya esta de nuevo el secreto para las consagraciones en la tierra odara bi osha, y siempre tendras que darle foribale a oddudua y a baba erin oke para las consagraciones de los omo de esta tierra. Entonces levantaron al omo del oba, que habian consagrado y borraron el kale del piso, primero con oti y le cantaban:

“oti osha ele ele lele iye
Aye inle layeo”.
Despues con omiero:
“omi osha ele ele lele iye
Aye inle layeo”.

Entonces vino la tranquilidad a la tierra odara bi osha, porque yemaya y oshun quedaron conformes con lo que elegba y orunmila habian hecho.
Nota: la pintura de consagracion debe revolverse con un irofa de Marfil o en su defecto con un pedazo del mismo. Estas pinturas deben ser preparadas o consagradas por un babalawo durante el ebbo de entrada. Este ifa enseña que quien debe pintar la leri del iyabo en realidad es el babalawo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada