ORUNMILA
SAN FRANCISCO DE ASIS




Simboliza la transmutación, la renovación, el cambio, lo misterioso, las fuerzas ocultas, la magia, la muerte, la destrucción y la regeneración, las confrontaciones, la lucha, los retos, los peligros de sumersión, los dramas, las pasiones, las envidia, las herencias, las donaciones, las búsquedas difíciles, la interiorización, el inconsciente colectivo y el sueño.Es un Orisha mayor.
A su alrededor se ha formado todo un complejo religioso que lo singulariza en relación con todos los demás orishas.
Orula es el gran benefactor de los hombres, su principal consejero porque les revela el futuro y les permite influir sobre el mismo.
Orula es el poseedor del secreto de IFA, el oráculo supremo mediante el cual se comunica con ellos.
Personifica la sabiduría y la posibilidad de influir sobre el destino, incluso el más adverso.
También es considerado como un gran médico y como uno de los dueños de los cuatro vientos. Quien no acata sus consejos, sea hombre u orisha, puede ser víctima de los osogbos inducidos por Eshu.
Fue Changó quien, con la autorización de Olofi, le proporcionó a Orula el até (o Tablero de IFA), y el dominio de los secretos de la adivinación.
Orula es el hijo de Obbatalá y sus mejores amigos son sus hermanos Changó y Elegguá.
Su madre es Yemú.Le pertenecen todos los días y su fiesta es el 4 de octubre.
Sus colores son el verde y el amarillo.Orula es el único Oricha que posee los secretos adivinatorios de Ifá.
Orula no baja a las cabezas.Los collares amarillo y verde alternos.
Hombre (Abo-Faca): idé-manilla amarillo y verde alternos.
Mujer (Ico-Fa): se recibe en ceremonia simboliza la transmutación, la renovación, el cambio, lo misterioso, las fuerzas ocultas, la magia, la muerte, la destrucción y la regeneración, las confrontaciones, la lucha, los retos, los peligros de sumersión, los dramas, las pasiones, las envidia, las herencias, las donaciones, las búsquedas difíciles, la interiorización, el inconsciente colectivo y el sueño.Los atributos son el Tablero de Ifá (até), ékuele, dos manos de ikines (semilla, nuez de kila), dos oráculos, una pesa y su balanza, un iddé, un cuje de álamo, un irofá (o tarro de venado), con el que se escribe en el polvo del Tablero o para golpearlo en distintas ceremonias, un iruke (o escobilla de crin de caballo), que se utiliza para limpiar las malas influencias.
El tablero simboliza el mundo.Las ofrendas y prohibiciones alimentarias son la chiva, gallina negra, paloma y venado.En los bailes no se caracteriza por tener uno específico, puesto que no se sube, pero se ejecutan danzas en su honor, aunque sin ninguna característica especial.
Se le toca en el lugar después de Oshún y comprende tres toques.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada